Colombianos rechazan reformas en salud

Aspecto de la concentración en la Plaza de Bolívar en Bogotá, donde se sumaron nuevos sectores a la protesta contra Uribe. Foto Durango

Por Juan Carlos Hurtado Fonseca

Muchos los convocantes, miles los marchantes.

El 6 de febrero pasado, calles y avenidas de las principales ciudades colombianas, se inundaron de marchantes que rechazan las medidas que mercantilizan más el sistema de salud de los colombianos. Se prepara gran movilización nacional el próximo 18 de febrero

Médicos, trabajadores de la salud, estudiantes de medicina, estudiantes organizados, organizaciones sociales, pacientes y ciudadanos, expresaron al unísono su desacuerdo con los decretos de emergencia social y le exigieron a la Corte Constitucional derogarlos. Para algunos dirigentes sociales, la vinculación a las protestas de más sectores demuestra el declive de la imagen del Presidente de la República, pues también se rechazó la intención reeleccionista.

En Bogotá la movilización se convirtió en un carnaval que desfiló desde la calle 72 con carrera séptima hasta la plaza de Bolívar, donde hubo intervenciones de varios de los convocantes, quienes coincidieron en la necesidad de unir a todos los sectores involucrados en el sistema de seguridad para rechazar las medidas y proponer un modelo justo y de cobertura total. Además, apuntaron a decir que el actual gobierno no es garantía de esto por ser quien ha entregado la salud a los mercaderes.

Foto: CALS

“Los médicos y los profesionales de la salud, no nos vamos a prestar para que les quiten los derechos a las personas, ya que nosotros también somos pacientes”, explicaron algunos profesionales de la salud, quienes también comentaron: “Hay un sistema de financiación que cuenta con importantes cantidades de dinero, pero no es suficiente. Hay que preguntar: ¿Por qué no es suficiente? Muy seguramente los procesos de intermediación, es decir, la posibilidad de encontrar el bienestar de los colombianos se está quedando en el bolsillo de unos pocos”.

En el saludo a la manifestación, el Colegio Nacional de Médicos Generales de Colombia expresó: “La práctica médica se convierte en una actividad punible o que merece castigo cuando el profesional médico actúa en el marco de la ética. Es un delito formular, el cual será penalizado hasta con 50 salarios mínimos legales mensuales, fuera de otras sanciones de tribunales de ética profesional por generar un riesgo financiero al sistema. Se oficializa el constreñimiento del acto médico y se atenta contra la calidad de vida y atención de los usuarios. Se oficializa el cierre de hospitales públicos mediante la figura denominada Programa de Saneamiento Fiscal. ¿A dónde iremos si no tenemos hospitales porque los siguen cerrando?”.

Las protestas continúan

El próximo 18 de febrero se realizarán movilizaciones en las principales ciudades del país para rechazar la aplicación de los decretos. En Bogotá los manifestantes se convocarán frente a la sede del Ministerio de la Protección Social. La convocatoria es realizada por las centrales obreras, el Comando Nacional Unitario y la Gran Coalición Democrática; quienes trabajan también en unión con los coordinadores de un grupo en la red social Facebook.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colombia, Eventos / Events y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s