Mexicanos inician jornada de resistencia en Nueva York por Ayotzinapa

Jornada de resistencia frente al Consulado mexicano de Nueva York por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Jornada de resistencia frente al Consulado mexicano de Nueva York por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Por Israel Galindo/LAPress

MANHATTAN, Nueva York.- Mexicanos en Nueva York de diferentes grupos de lucha social y personas solidarias con los familiares de las víctimas del caso Ayotzinapa han emprendido una jornada de protestas, acciones colectivas y demandas contra el gobierno mexicano para exigir justicia por la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Entre las acciones más recientes y con la integración del Frente Ayotzinapa USA se realizó un plantón frente al Consulado Mexicano, el 26 de enero, donde señalaron de “crimen de Estado” los hechos perpetrados el pasado 26 de septiembre de 2014, donde 43 estudiantes fueron desaparecidos por la Policía Municipal de Iguala, Guerrero, con la complicidad del ejército, dijeron los activistas que han ido monitoreando la información independiente del caso.

En su mayoría mexicanos, los activistas convocaron a unirse desde los diferentes estados de la Unión americana a la jornada de resistencia con diferentes acciones colectivas y no cesar en el reclamo de justicia.

Visita del Padre Goyo

Uno de los eventos programados es la visita a Nueva York del Padre Goyo, uno de las figuras públicas en la lucha social en México. El itinerario organizado por la Coalición Ayotzinapa NY abarca dos días intensivos, desde conferencias y visita la ONU donde se denunciarán las violaciones de derechos humanos por parte del gobierno mexicano.

Domingo 1o. de 2:00 p.m. a 5:00 p.m. en Sisa pakari, Centro Cultural 67 – 10A 2nd. Fl., Roosevelt Ave., Woodside, N. Y., 11377. Tren 7, parada 69.

Lunes 2: 10:00 a.m. a 12:00 p.m., Conferencia de Prensa frente a las Naciones Unidas, 47th St. y 1st. Ave.; entrega de un documento en la ONU.

-1:00 p.m. a 3:00 p.m., en Columbia University.

-4:00 p.m. a 7:00 p.m., en la Iglesia Evangelica “La Española” con el padre Danilo Lachapel en 800 E 156th. St., en El Bronx, N. Y., 10455.

Las inclemencias del clima no detuvieron a los activistas para exigir justicia por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Las inclemencias del clima no detuvieron a los activistas para exigir justicia por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Crónica de una protesta invernal

Ante un frío intenso y antes que empezara a nevar, llegaron varios jóvenes estudiantes de Raza Youth Collective y otras organizaciones no gubernamentales, pero a medida que iba pasando el tiempo, la nieve comenzaba a arreciar y el viento cobraba mayor fuerza, Sin embargo, los jóvenes guerreros y sus compañeros de mayor edad permanecían con un alto espíritu de lucha y una exigencia de justicia que nada parecía moverlos.

Entre las consignas, la más frecuentada era la de “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, en referencia a los policías que secuestraron a los estudiantes después de cazarlos con sus armas oficiales, y que según investigaciones fueron entregados al ejército, institución a la que responsabiliza de la desaparición de 42 normalistas, ya que uno de ellos fue presuntamente identificado en una fosa donde encontraron sus restos calcinados.

Hasta ahora, a cuatro meses de los hechos, no obstante, no se sabe aún nada de ellos, mientras la Procuraduría General de la República fabrica versiones inconsistentes y poco verosímiles

Desde Manhattan, los activistas en coordinación con estudiantes de Ayotzinapa, planearon intensificar la lucha, sin importar las inclemencias del clima, pues son “todo terreno”, dicen.

Las inclemencias del clima no detuvieron a los activistas para exigir justicia por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Las inclemencias del clima no detuvieron a los activistas para exigir justicia por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Mientras la nieve blanqueaba el paisaje, los activistas toleraron las bajas temperaturas y permanecieron varias horas frente al Consulado mexicano para exigir justicia por Ayotzinapa. Así mismo, demandaron un alto a la ayuda militar que el gobierno estadounidense da al gobierno mexicano para la compra de armas con las que supuestamente combaten al crimen organizado. Sin embargo, el caso Ayotzinapa no es el único que revela que esas armas, el mismo gobierno mexicano las empuña contra el pueblo.

Guardias de seguridad llegaron a simpatizar con los activistas por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Guardias de seguridad llegaron a simpatizar con los activistas por Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Casi al anochecer, todavía se ve a dos de los activistas mexicanos frente al Consulado, con nieve sobre los hombros y cabezas, mientras dos policías vigilan la puerta y hacen su guardia, incluso llegaron a simpatizar con los activistas. Seguramente, ellos saben muy bien que su gobierno dispara contra un pueblo inocente.

"Fue el Estado" gritaban activistas frente al Consulado mexicano para señalar el crimen contra los normalistas de Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

“Fue el Estado” gritaban activistas frente al Consulado mexicano para señalar el crimen contra los normalistas de Ayotzinapa. Foto: Israel Galindo

Ya obscura la tarde y la nieve cayendo con fuerza, los mexicanos no desistían de la manifestación frente al consulado. La rabia y la indignación contra el gobierno de Enrique Peña Nieto, supera en ellos las incomodidades del frío invierno.

Algunas personas piensan que esa gente está “loca”. Yo digo: Ojalá que hubieran muchos locos como ellos, ya hubiéramos cambiado este mundo egoísta y violento en un mundo de amor con paz y justicia.

La indignación contra un gobierno criminal se manifiesta en la quema de pasaportes. Foto: Israel Galindo

La indignación contra un gobierno criminal se manifiesta en la quema de pasaportes. Foto: Israel Galindo

Quema de pasaportes frente al Consulado en NY

Previo al plantón frente al Consulado mexicano (26 de enero), por la mañana, un grupo de mexicanos se reunieron para quemar sus pasaportes como un acto radical de protesta contra el crimen de Estado contra los normalistas de Ayotzinapa. Un acto que dio pie a la jornada de resistencia.

El significado político que dieron a este acto los activistas fue el rechazo absoluto al gobierno de Enrique Peña Nieto por la falta de justicia en el caso Ayotzinapa, el de Nestora Salgado, José Manuel Mireles y de los policías comunitarios de la Montaña Guerrero.   Abusos e injusticias del gobierno mexicano, considerados propios de una dictadura.

Los Angeles Press

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mexico, Nueva York / New York y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s