Al borde de la muerte preso político Gustavo Hernán Giraldo por negligencia del estado colombiano

La Asociación Bolivariana de Asuntos Humanitarios “Patria Es Solidaridad”, organización no gubernamental que se encarga de la denuncia, la promoción y formación en derechos humanos, principalmente de los presos políticos, denuncia la flagrante violación de los derechos humanos de la cual ha sido objeto el prisionero político por parte del estado colombiano Gustavo Hernán Giraldo Amaya.

El prisionero Gustavo Hernán Giraldo se encuentra privado de la libertad desde el 2006 en la cárcel Bellavista de Medellín y desde el mes de julio del presente año padece de una enfermedad degenerativa que le ha hecho perder más de la mitad de su peso y que no ha podido ser identificada por la poca atención médica que ha tenido.

Desde el comienzo de su enfermedad el señor Giraldo se ha dirigido a todas las instancias correspondientes, entre las que se cuentan una petición a la juez tercera de ejecución de penas y medidas de seguridad de Medellín, un derecho de petición ante la dirección regional Noroeste del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), una acción de tutela ante el juez 17 penal del circuito de Medellín, solicitando el amparo de sus derechos fundamentales a la vida, la salud y la dignidad humana para que se le brinde la atención que necesita antes de que sea demasiado tarde.

El 5 de septiembre de 2011, el juzgado tercero de ejecución de penas y medidas de seguridad de la ciudad de Medellín concedió la sustitución de la prisión carcelaria del señor Giraldo Amaya por la prisión en centro médico u hospitalario. Sin embargo, las autoridades se han limitado a llevar al prisionero al centro médico y devolverlo a la cárcel de Bellavista sin que esto redunde en mejorías para el prisionero.

Es manifiesto que ha habido una negligencia por parte del Inpec, que está condenando a Gustavo Hernán Giraldo a la muerte, por esta razón exigimos al estado colombiano y al Inpec a preservar el derecho a la vida y la integridad del prisionero enviándolo de forma inmediata a un centro médico con las condiciones necesarias que permitan dar un diagnóstico y formular un tratamiento que permita la recuperación de Hernán Giraldo.

El caso del prisionero Hernán Giraldo Anaya no es un caso aislado, son muchos los presos políticos que son abandonados sin la más mínima atención médica como forma de tortura y con el objeto de minar su moral. Hay muchos casos parecidos al de Hernán y que responden a la misma política, como el del prisionero Diomedes Carvajalino, a quien, por negligencia del Inpec, le fue amputada su pierna, o el caso de José Alveiro Manjarrez Cupitre que muere en total abandono por la falta oportuna de atención médica en la cárcel nacional Modelo de Bucaramanga.

Denunciamos esta política criminal del estado colombiano encarnado en el Inpec y exigimos una reforma del sistema penal carcelario que priorice la defensa de los derechos humanos y la dignidad de todos los presos.

www.patriaessolidaridad.com.ve

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colombia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s