Colombia: Salario mínimo, inflación y alzas. Una humillación para el pueblo trabajador

por Juan Libertad / Barrio Adentro

Después de los 25 muertos registrados durante la Feria de Cali, las desviaciones de muchos de los alimentos recolectados en ésta, la embriaguez con la que dejóo a nuestro pueblo y, como decimos vulgarmente, la “peladez” con la que quedamos después de tanto y tanto consumo en diciembre, es necesario hacer un alto en el camino y aterrizar a la realidad, pues lo que se nos viene en este 2011, no sólo para los caleños sino para los colombianos en general, es un panorama que nos afectará a todos para mal, en cuanto a lo económico, pues para este año, y aunque la mayoría de colombianos seamos unos desempleados a causa de la desigualdad social provocada por el sistema, el alza en el salario mínimo nos afecta de manera directa, ya que fue decretada por el Gobierno en 583 pesos diarios, con un porcentaje para los trabajadores del 3,4%. Es decir, 532.500 pesos mensuales.

Alza la cual es una miseria en comparación a la inflación que será, dicen algunos analistas y según la encuesta sobre expectativas de inflación del Banco de la República, del 2,7%. Conocidas estas cifras, el secretario de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez, se declaró decepcionado por el incremento. “Quiere decir que la generosidad del Gobierno equivale a 32 pesos diarios. Es estar condenados a vivir en la precariedad”, le dijo Gómez a Caracol Radio.

De este modo, vemos cómo el alza del salario ni siquiera es proporcional con las necesidades básicas del pueblo colombiano. Esto seguirá retrasando el progreso de nuestro país, pues dicha inflación se verá reflejada también en el alza de los servicios públicos y que dicho “aumento” en el salario tan solo beneficiará a los grandes empresarios, pues son ellos quienes aprovecharan el desempleo para obtener mano de obra barata y en reserva. Lo anterior nos demuestra una vez más que con el Gobierno no se puede negociar, pues mientras el capitalismo, así cambie de forma o de nombre, continúe y siga detrás, el Gobierno tan solo responderá a los intereses de una minoría, y no de la mayoría que es el pueblo, como decimos en nuestra vida cotidiana de los pobres.

Ahora bien, y como si fuera poco, desde este 1 de enero se declaró el alza de los servicios públicos en un 3%, esto sin sumar el impuesto predial si se es propietario, el aumento en los costos de telefonía, de los alimentos, el impuesto de guerra, que aunque poco se hable de él la mayoría de nuestros pagos se van para la “financiación” de una guerra originada por el mismo gobierno, y los sinnúmero de impuestos que pagamos y que ni siquiera quienes se ganan un mínimo son capaces de cubrirlos. Es por esto que se hace necesario que quienes hacemos parte de la mayoría, le exijamos a esa minoría que nuestro sudor sea retribuido y, si es posible, que nuestras fuerzas que son más se unan para hacer de nuestro país un país justo e igualitario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Colombia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Colombia: Salario mínimo, inflación y alzas. Una humillación para el pueblo trabajador

  1. Hola yo soy olga y quiero preguntar mi esposo trabaja en una empresa y se gana 536.000 al mes tiene dos hijos por fuera y otro en union libre, resulta que la ex mujer lo demando por alimentos con ser que el sagrada mente le pasa mensual por bajito que sea 160.000 ¿que debo hacer? GRACIAS POR SU RESPUESTA.
    ATT:OLGA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s