Estado español: Los inmigrantes no irán a la huelga

por Abdelhamid Beyuki
Miembro de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) a titulo de España

El anuncio de la huelga general del 29 de septiembre arranca con toda la artillería. Los lideres de UGT y CC OO presentaron la huelga como necesaria, y explicaron que los cambios en el mercado de trabajo no son anecdóticos: “En pocas ocasiones anteriores se habían dado en un solo paquete tantos motivos para la huelga”, sentenció con razón Candido Méndez el martes 7 de septiembre en la presentación oficial de la huelga.

Personalmente, no me cabe la menor duda de que la huelga es necesaria y oportuna. Me convencen todos los motivos expuestos por los sindicatos, aunque me preocupa lo que opinan de verdad los trabajadores y el conjunto de la sociedad. Me preocupa saber lo que opinan los parados, los temporeros y los que ocupan los empleos más precarios, y como no, me preocupa saber lo que opinan los trabajadores inmigrantes. Estos últimos vienen siendo utilizados para justificar la crisis, el aumento del paro o la delincuencia. Hace poco el gobierno español reformo la ley de extranjería, recortando derechos fundamentales, decretó medidas que complican la reagrupación familiar de los inmigrantes. Hoy presenciamos el mayor atropello a los derechos fundamentales de la minoría gitana en Francia, por cierto europea. El presidente Sarkozy acaba de anunciar una reforma de la ley de nacionalidad para retirar la nacionalidad a los franceses de origen inmigrante “ si estos se atreven a ejercer su plena ciudadanía”. En fin, estos trabajadores y sus familiares han sido y siguen siendo el chivo expiatorio de la mayoría de los gobiernos europeos para justificar las políticas antisociales. Ante estos atropellos y otros del día a día, los inmigrantes no parecen sentirse defendidos por los sindicatos, y tampoco se ven reflejados en sus reivindicaciones – unos mas que otros, claro-. No parece que los sindicatos conectan con los trabajadores inmigrantes, y nunca los inmigrantes se han visto implicados en la vida interna de los sindicatos, y por consiguiente cabe perfectamente preguntar si los trabajadores inmigrantes participarán en la huelga general del 29 de septiembre.

Un adelanto de encuesta que maneja la Asociación ATIME viene a confirmar la escasa participación de los inmigrantes en los sindicatos: de 500 inmigrantes encuestados, el 78% de los inmigrantes declaran no participar en ningún sindicato o asociación. De la poca conexión de los sindicatos con los obreros inmigrantes, el 77% confirma no haber recibido ninguna información sobre la huelga. De la participación en la huelga general del 29 de septiembre, el 66% confirma que no participará en la misma. Estas respuestas no quieren decir que los inmigrantes están a favor de la reforma laboral, dado que en la misma encuesta el 83% manifiesta estar en contra.

Es claro que los obreros inmigrantes no están interesados por la huelga, pero tampoco están a favor de la reforma laboral. Seguro que hay mucho margen de error en cualquier encuesta, y en esta más, pero no deja de ser un reflejo de lo que es el sentir general de la mayoría de este colectivo que participó activamente en la huelga general de enero de 1994 o la última del 2002, cuando los sindicatos contaron con las asociaciones de los inmigrantes y muchos fuimos piquetes y participamos activamente en las movilizaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estado Español / Spanish State y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s