Para “dignificar” su Nobel, levante el cerco a Cuba: Evo Morales a Obama

Finaliza en Cochabamba, Bolivia, la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Alba. Pide el presidente boliviano a su par estadounidense el retiro de tropas de su país en Afganistán e Iraq. La declaración final exige a Colombia que reconsidere la instalación de bases de EU en su territorio
Rosa Rojas
La Jornada

Si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, “quiere dignificar el Premio Nobel de la Paz, debe levantar el bloqueo a Cuba, tiene que retirar las tropas de Afganistán y de Iraq, y todas las bases militares (estadounidenses) de América Latina y el mundo y, finalmente, mañana mismo devuelva la democracia a Honduras porque la base militar de (Palmerola en) Honduras garantiza el golpe de Estado” en esa nación, aseveró hoy el presidente boliviano Evo Morales.

Morales resumió así buena parte de los planteamientos geopolíticos que se hicieron durante la séptima cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), realizada en la ciudad de Cochabamba, 403 kilómetros al este de esta ciudad.

El gobernante boliviano cerró con su intervención la cumbre de movimientos sociales, paralela a la de mandatarios, que tuvo lugar los días 15 y 16, cuyas conclusiones fueron entregadas a los jefes de Estado en un mitin en que participaron cerca de 35 mil personas en el estadio cochabambino.

La cumbre oficial concluyó con el planteamiento de que el gobierno de Colombia debe “reconsiderar” la instalación de siete bases militares estadounidenses en su territorio y acordó un bloqueo económico y comercial al régimen dictatorial hondureño de Roberto Micheletti hasta que sea restituido el poder al presidente constitucional Manuel Zelaya.

En el evento participaron, además del anfitrión, el presidente boliviano Evo Morales, los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa –quien retornó anoche a su país–, y de Venezuela, Hugo Chávez; de Nicaragua, Daniel Ortega –quien llegó hoy–, así como los primeros ministros de Dominica, Roosevelt Skerrit; de Antigua y Barbuda, Baldwin Spencer; de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, y el primer vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, José Ramón Machado.

Por Honduras estuvo presente la canciller Patricia Rodas, en representación del presidente Zelaya, quien permanece refugiado en la embajada de Brasil en su país.

En el evento se puso énfasis en la necesidad de que Naciones Unidas apruebe una declaración de los derechos de la madre tierra, para salvar el planeta, y en el combate al cambio climático. Al respecto, Chávez denunció la pretensión de algunos países de desconocer el régimen jurídico vinculante del Protocolo de Kyoto y “cercenarlo en favor de los intereses de las naciones más desarrolladas, especialmente de Estados Unidos, que nunca quiso reconocerlo”.

En la declaración final de la cumbre, sobre este punto se plantea que “los países desarrollados tienen una deuda climática, en el contexto de una deuda ecológica más amplia, con los países en desarrollo, por su responsabilidad histórica de emisiones y por las acciones de adaptación que estamos condenados a realizar a causa del calentamiento global que ellos han ocasionado”.

Esta deuda climática –señala el texto– “debe ser reconocida y honrada a través de las disposiciones del régimen vigente de cambio climático” con reducciones sustanciales en sus emisiones domésticas de gases de efecto invernadero, el cumplimiento de sus compromisos de transferencia de tecnología y “garantías en la provisión de recursos financieros adicionales y necesarios de forma adecuada, previsible y sostenible (…) destacando que nuestros países requieren de este pago de la deuda climática para posibilitar sus acciones de mitigación”.

Los mandatarios participantes –excepto los caribeños, que ya pertenecen a un Sistema de Seguridad Regional– acordaron crear un Comité Permanente de Soberanía y Defensa de la Alba, “cuyos objetivos principales serán la definición de una Estrategia de Defensa Integral Popular Conjunta y la constitución de una Escuela de Dignidad y Soberanía de las Fuerzas Armadas de los países integrantes de la Alba”.

Al respecto, el presidente venezolano pidió a la cumbre “que se revise el lenguaje sobre el consejo. ¿Cómo es que nosotros no nos atrevemos a crear una alianza militar defensiva, hay miedo al que dirán?”, cuestionó Chávez.

Insistió en que se cree un consejo de defensa “rumbo a una alianza militar defensiva y cruzar soldados, equipamiento y logística… No se trata sólo de revisar la doctrina”, subrayó, porque existe “la amenaza de un imperio que ha reavivado el miedo al comunismo… al marxismo leninismo”.

Advirtió que la derecha paraguaya está haciendo un escándalo porque Bolivia le compró seis aviones K-8 a China, “que son más de entrenamiento”, y está tratando con ello de “revivir la locura del Chaco; eso podría ser un pretexto para arremeter no contra el gobierno de Bolivia sino contra el gobierno de (Fernando) Lugo (presidente de Paraguay), porque están los golpistas (y) en Honduras están ensayando nuevas formas de golpe de Estado”.

Civil o militar, “como le digan. El tema Honduras es un golpe contra la Alba que pretende iniciar la restauración de la derecha”, señaló Chávez, y que “detrás de eso está la CIA, sin duda”.

Al respecto, Evo Morales comentó que el tema del consejo de defensa “hay que estudiarlo, planificarlo; que mejor con las fuerzas armadas que están con su pueblo, y no con el imperio, por supuesto a la cabeza del consejo político de la Alba”.

La cumbre aprobó además del Sistema Único de Compensación Regional de Pagos (Sucre) para eliminar el dólar de los intercambios comerciales entre los países del bloque, la creación de una serie de grandes empresas nacionales como la de importaciones y exportaciones de la alba (Alabexim); una de aluminio, una de hierro y acero; una de minas y metalurgia, y un instituto de investigación y evaluación de geología, minería y metalurgia, para promover la cooperación en esas ramas entre los países del bloque.

También se acordó que la próxima reunión, para festejar el quinto aniversario de la Alba, se realizará en La Habana, Cuba.

Por la tarde los presidentes Chávez y Ortega, el primer ministro Skerrit, así como Machado y Rodas, participaron con Morales en el citado acto en el estadio, en el que el clamor constante fue “Evo de nuevo”, lema de campaña del Movimiento al Socialismo para la reelección de Morales.

Las conclusiones de la Cumbre de Movimientos Sociales no fueron leídas en el acto, sólo entregadas a los mandatarios.

Ahí, Cupertino Mamani, de la Federación de Campesinos de Cochabamba, afirmó: “si no respetamos los derechos de la madre tierra no va a haber buena vida para el pueblo; estamos orgullosos de haber incorporado esta idea en América Latina y en el mundo, por eso el presidente (Morales) ha sido reconocido como héroe de la tierra por Naciones Unidas”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s